En Fotografía newborn

 

Esta sesión fue un regalo de unos amigos. Los papis no me conocían, pero quedaron encantados. ¿Que mejor que regalar el recuerdo de lo chiquitín que era y la carita que tenía cuando nació?

Luca tenía 8 días cuando vino, y fue un pequeño guerrero, no quería perderse la sesión, pero conseguimos fotos muy bonitas y sus papis guardan un recuerdo precioso de sus primeros días.

 

 

0/5 (0 Reviews)

Dejar comentario

7 + tres =